19 de noviembre de 2009

Capítulo III [ Parte 2 ] - Cómo termina y empieza.




- ¡Ay! ¡Aquí estás! – soltó él – Ahmm... hola...
- Hola – contestó ella, mientras en su cabeza algo le sonaba muy familiar, trató de mirarlo a la cara pero sus lentes oscuros cubrían gran parte de su rostro...
- ¿Te hizo algo? – dijo él girándose un poco distrayéndose con algo en su costado.
- ¡No para nada! Es un encanto – le respondió hurgando su aspecto.
- ¡Muy bien! – dijo él regresando la vista al frente para verla – ¿Mariella? – dijo con sorpresa.
- ¿Sí? – frunció el ceño y lo miró un tanto despectivo mientras él se quitaba los lentes – ¡Bill!
- ¡Hola linda! – se acercó de inmediato a saludarla.
- ¡Bill enserio eres tú! – se levantó del sillón para recibir su abrazo – Dios te vez muy bien.
- ¡Gracias! – congratulo él - ¿cómo has estado Malle? Años sin saber de ti...
- Muy bien gracias.
- Sigues... ¡no! Estas más guapa ¡eh!
- Al contrario Bill te vez genial, no te reconocí con esa gorra y el cabello sostenido – le decía con una gran sonrisa.
- Tampoco mi voz... – dijo berrinchudo.
- Bueno ¡sí! pero no pensé que fueras tú a quien me iba a encontrar.
- ¿Qué te trae por aquí? – le dijo invitándola a sentarse mientras él hacía lo mismo – ¡Espera! No me digas... es por lo del contrato ¿no? Ya lo hemos finalizado; ayer lo firmé... ¿ahora serán clases a domicilio? – decía apurado mientras sonreía y aplaudía muy feliz.
- ¿Contrato? ¿clases a domicilio? ¿de qué me hablas Bill? ¿qué te pasa?
- Para el doblaje... sigues trabajando en el estudio de aquí en Magdeburg ¿no?
- ¡Sí por supuesto! Ahora con el doble de trabajo – rió – pero ahí mismo.
- ¿Y cómo es que no te han dicho? ¿te cambiaron de área?
- ¿Pero decirme qué?
- Seguro la razón por la que estás aquí... – Mariella lo miraba sin entender todo el embrollo de palabras que Bill estaba expresando – ayer firmé el contrato y me dijeron que sería el mismo equipo de doblaje que trabajaría conmigo para hacer la segunda parte de Arthur.
- ¿Arthur? ¡Arthur! ¡La dos! – dijo recordando haber escuchado algo acerca de la segunda parte de la película - ¡claro! Ahora entiendo, bueno te seré sincera no estoy muy informada del tema sólo escuche algo de la segunda parte...
- Ayer al terminar de hablar con David – hizo una pausa – ¿recuerdas a David, no? Es mi manager.
- ¡Claro!
- Bueno él me dijo que sería el mismo equipo de trabajo, dado que es en el mismo estudio y aunque no serían las mismas personas para doblar a los personajes, el equipo si y recuerdo que dijo tu nombre la Señorita Dekker – hizo ademán y voz de un señor y Mariella en seguida rió.
- ¡Wow! Bill trabajaremos de nuevo juntos.
- Pensé que ya sabias y por eso es la razón de tu visita aquí...
- ¡No! Bueno no estoy aquí por eso... es más juro que no sabía nada acerca de la segunda parte, es decir la parte en que tú lo harías de nuevo, pero ayer ya no volví a la oficina porque fui a la escuela y salí tarde no le vi caso regresar al estudio...
- Nada más porque eres la ahijada del dueño... en otras circunstancias ya te hubieran corrido – se mofó – y seguramente hoy no piensas ir a trabajar y ni por enterada de tu amigo Bill.
- ¡Oh vamos! – se rió – no te pongas así...
- ¿Sabes...? Tengo que comenzar de nuevo con mis clases de actuación – dijo en tono bajito y muy divertido – mi antigua maestra era muy exigente y gruñona – le guiño el ojo.
- ¡Hey! – lo regañó Mariella – tu antigua maestra seguirá siendo la misma... ¡espero! – dudó dándole vueltas a sus ojos.
- Será divertido retomar las clases y eso... pero a todo esto no me has dicho qué haces aquí.
- ¡Ah! Cierto pues yo vin...
- ¿Bill? – un grito se escuchó dentro del estudio.
- ¿Qué? – respondió Bill – ...en el solario – el perrito de inmediato salió disparado y los pasos de quien le había gritado a Bill se escuchaban más cerca.
- Nos toca... – dijo un chico igual de alto que Bill pero con ropas anchas por lo que dejó verse parado en el marco de la puerta su rostro no se veía – los G’s han... – no terminaba su frase ni se mostraba pues al parecer el perrito lo distraía con alguna maldad – han... – regreso su vista a donde Bill – ¡BUENOS! ¡DIAS! – dijo mirando a Mariella.
- ¡Ash! Mi hermano – soltó Bill.
- ¡Oye ya! ¡quieto! – dijo Tom girándose para ver al perro...
- Mariella déjame ayudar a este insano con su perro – y ella rió.
- ¿Es tu hermano? – de pronto recordó todo lo que Bill platicaba de él – bueno cuando no esté inquieto el perrito podrías presentármelo de una vez...
- Cierto siempre salían compromisos pero lo haré... me tengo que ir – salió apurado a auxiliar a Tom.

En cuanto llegó Bill el perro se quedó en santa calma haciendo que Tom se desquiciara por unos segundos.

- ¡Hey! ¿qué le pasa a este perro? – dijo viendo como ponía cara de ángel y Tom sólo sonreía.
- A él nada, el problema generalmente radica en el idiota del amo, no del animal.
- Bien... como digas, cuídalo mientras investigo quién es la chica del solario – dio un paso.
- ¡De ninguna manera! – Bill lo alcanzó a jalar de la playera.
- ¡Bill! De la ropa ¡no! La vas a hacer grande – le reclamó Tom dándole un manotazo.
- ¡Tom grande! No seas idiota... – le gritó – vamos con Benjamín llevamos muchas horas de retraso por tu culpa – lo tomó de los hombros y lo giró – te la presentare luego...
- ¿La conoces? – preguntó sorprendido dejándose empujar por su hermano.
- ¡Por supuesto! ¿Recuerdas la chica qué me dio clases previas y qué me ayudaba para el doblaje de Arthur? – le decía mientras subían las escaleras.
- ¡Ahhhh la que te ponía a hacer gestos con los que llegabas a matarme de risa cuando llegabas a casa...
- ¡Gesticulación! Ignorante.
- ¡Ay perdón! – hizo un ademán con sus manos al aire – es que yo no doblo películas yo do-blo...
- TÚ no la conociste – lo cortó Bill antes de que expresará alguno de sus finos comentarios.
- ¿Y a qué vino? ¿te dará clases a domicilio?
- En realidad no sé... llegaste tú y ya no me respondió – dijo alzando los hombros.
- Pues si serán a domicilio dile de una vez que esta no es nuestra residencia, dale la de la casa con gusto la atenderé con sus clases de gestos, caras y las muecas que quiera hacer junto conmigo...
- ¡Tom! – soltó callando a Tom mientras se encontraban con Georg y Gustav a quienes saludaron.
- ¿Qué se trae este...? – le dijo Gustav a Bill al ver la típica cara de Tom.
- Ya sabes lo de siempre – Tom entraba a la oficina de Benjamín sin dejar de sonreír.
- Pues yo que tú lo seguía – le dijo Georg por detrás tocándole un hombro – porque gracias a mi podrás regresar a tu casa; tendrán el fin de semana libre... – se distrajó al sentir su teléfono vibrar.

Bill le hizo una señal a Gustav con la cabeza expresando duda, Gustav le contestó de la misma manera señalándole la oficina de Benjamín para que él lo investigara, enseguida se dio la vuelta cerrando la puerta. Georg terminó su llamada y fue con Gustav.

- ¡Hemos estado aquí más de dos horas! – dijo con sorpresa Georg.
- Ruega que tu amiga no se haya ido. – se burló dirigiéndose al fondo del estudio.
- ¿No vienes?
- Hacer mal tercio no es lo mío... además prefiero practicar un poco, mi hermana trae mi auto le digo que pase por mi más en la tarde.
- Ok Wolfie nos vemos el lunes a primera hora – dijo bajando las escaleras rápido.
- ¡Llegas temprano! – le gritó como despedida.

Al llegar al marco del la puerta del solario Mariella no estaba, en verdad se preocupo y pensó en las palabras de Gustav “Ruega que tu amiga no se haya ido...”, entrócuidadosamente, mientras eso retumbaba en su cabeza, vio en el sillón su bolso, lentes y un libro abierto; giró hacia la puerta de cristal que estaba entreabierta, “Ruega que tu amiga no se haya ido...” atravesaba por su mente una vez más, trataba de buscarla a los alrededores.

3 comentarios:

oreo_effeckt dijo...

ay no manches zayra!! esta bien inchi corto, y ya no entendí nada XD!

Y por que mi wei le coquetea a la buenorra de Mariella? xD

shaira beluga dijo...

mi parny!!!

dios por q me haces esto???? pobre perrito no le dedicaste mas que esporadicas menciones.... solicio q se haga un capitulo de "la vida del perro de los tokio# jajajajaja
ay y otra fe de erratas "entró cuidadosamente" se t olvido un espacio jijijij

ich liebe dich

pd. mala no odre dormir por las gorditas jajajaja XD

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

adahhh! hahahahaha

de la ropa noo! la vas a hacer
grande!

hahahahahahah eso me ha hecho reír
por un bueeen rato hahahahahaa
A!A!A!A!A!A!

y ya empieza de bronca el chepin Tom
mmmrrr! ¬¬. . .


xDD!

lov dich! ♥