27 de abril de 2010

Capítulo XV [ Parte 1] Hay tantas cosas que no deberían decirse.





En el camino me crucé con Gustav, jugamos todo el recorrido carreritas en medio de la autopista. Al llegar al estudio, la camioneta de Tom estaba en su respectivo lugar. Los interminables saludos dábamos para los que ya se encontraban ahí, era un día bastante agitado en el estudio. Dunja salió de entre las sombras y nos recitó un bello –Al banquillo de los acusados, Jost ya los espera en la oficina. –


Ahí la reunión abordó los temas más importantes de los cuales Gustav y yo escuchamos en días anteriores no muy detalladamente, lo más próximo en la agenda era un par de entrevistas, una de radio y un viaje a Liverpool. Dónde, de todos, Tom era el más pesimista, no sé si de verdad ese era su sentir o era que estaba comportándose berrinchudo por lo del fin de semana; Bill arremetía contra él con golpes, Tom se defendía diplomáticamente con: que sí perdíamos la terna con la que competíamos en los premios MTV de Europa sería su culpa por no saber cantar y sí pasaba eso buscaríamos un nuevo vocalista.


En un buen rato no tuvimos tiempo de hablar de otra cosa que no fuera el trabajo con que nos saturaba los días ¡y meses! próximos el querido Jost, que nos iba diciendo mientras iba y venía por todo lo ancho de su oficina. No sé porque se esfuerza tanto en aquello si siempre terminamos olvidando a donde vamos y sólo seguimos las instrucciones del personal de seguridad. Lo que nos sorprendió fue lo organizado que ya estaba todo y a finales de año seriamos completamente libres para fundirnos el siguiente año por varios meses en nuevos proyectos. Al cabo de un rato y que nuestros estómagos le rogaran a ruidos estrepitosos a Jost dejarnos ir a comer, la atmosfera era tranquila, Tom se la pasó jugando con su perro y hablando con los del Staff, si él no pretendía tocar el tema ni la mínima intención de recodárselo tenía.


  • - ¿Qué traen tú y Tom? – dijo en el rato de ocio que teníamos Gustav.
  • - ¿De qué? – le devolví la pregunta.
  • - ¡Finge Hobbit! – se burló arrebatándome la cajetilla de cigarros, por fin y después de mucho alegar acerca de los vicios de la mayoría, ahora él se unía a las filas de los "chicos cáncer" como nos llamaba Dunja y Silke – el gemelito, note ha tocado en todo el día – fruncí el cejo, me sorprendía lo suspicaz que era Gustav para darse cuenta hasta de lo más mínimo, pero con mi reflejo comprendió que no sabía a lo que se refería – es decir, él no te ha molestado en todo el día.
  • - ¡Ah eso!, no tengo ni la menor idea, tal vez esta juntando sus energías para molestar en algún otro momento, ya sabes cómo es él – le di la vuelta al asunto percatándome que Bill se acercaba a nosotros.
  • - Regálame un cigarro – fue lo primero que dijo – ¿Siguieron más tiempo con la reunión? – Gustav se percató que ese comentario era exclusivo a mi persona.
  • - No, no mucho tal vez una hora en lo que organizaban la salida de los autos.
  • - Andreas me dijo que te tocó regresarte con Mariella – dijo con la cara en alto mientras sacaba el humo del cigarrillo.
  • - ¿Mariella? – dijo Gustav muy sorprendido – ¿la chica qué me presentaste hace un par de semanas? – dijo el inocente de mi amigo, queriendo entrelazarse a la plática y la cara de Bill en cuanto a una gran sorpresa, no pudo ocultar.
  • - ¿Ya la conocías? – expresó Bill dejando salir el humo por su boca mientras hablaba. Cuando a él se le metía en la cabeza querer averiguar algo, solía ser demasiado directo si se lo proponía al lanzar sus preguntas – espera... – reaccionó como si algo lo hubiese iluminado – algo aquí ya se tornó extraño, las mismas semanas que dice Klaus yo la vi y la vi en el estudio que tienen en Magdeburg... ¡ahá!, cuando fuimos y sí, ahora tiene sentido el que me haya dicho que no estaba ahí por mi...
  • - ¿Por ti? – soltamos Gustav y yo.
  • - Sí, a ver, tú la conoces, yo la conozco – manoteaba con las manos como si con ello pudiera difuminar algunas dudas en su cabeza, que de ante mano ya sabía pero no se la iba a aclarar yo – es muy buena amiga mía de hace tiempo, trabajé con ella en el doblaje y trabajaré de nuevo...
  • - ¿Harás otra película? – le preguntó Gustav.
  • - Sí, Jost me había dicho un día antes de que éste idiota la llevara al estudio y cuando la vi ahí pensé que iría a hablar con Benjamín para aclarar fechas o lugares, tengo entendido que ella vive allá... – mi querido y hermoso Bill, por eso lo quería tanto, a veces no se percataba que decía más de la cuenta – ... y no me dio oportunidad de preguntarle que hacía ahí, ya sabes Tom que es muy inoportuno – dejó caer el cigarrillo completamente consumido al suelo y su mirada curiosa de pronto se posó en mi con fuerza – ¿Y tú cómo la conociste? – esa, era muy buena pregunta...
  • - ¡Ya tocaron la campana! – gritando y corriendo llegó Tom por detrás de nosotros y dejando estampar cariñosamente su puño en mi hombro – nos podemos ir, manejas Bill – le aventó las llaves y las acogió muy hábil el gemelo con una mano.
  • - ¡No! Tom tu camioneta es muy grande y no me acomodo – le reprochó él devolviéndole las llaves en la mano.


Para ser sinceros amaba cuando Tom hacia interrupciones, aunque sabía perfectamente que esta plática no terminaría aquí dado que Bill es en extremo curioso y tiene otra curiosidad encima la cual, creo es la que de verdad tiene interés, lo poco o nulo que le dije por el momento era suficiente él también me brindó buenos detalles que debería analizar . Yo iría de regreso a encontrarme con Melissa que ya tenía una cena lista y por lo que me dejó intuir su tono de voz sonaba muy feliz.




  • - ¿Qué investigaste? – me pregunta Tom irrumpiendo con su retorcida forma de caminar a la estancia donde me encuentro mientras reviso mi correo electrónico. Lo miro de reojo y vuelvo la vista a la pantalla.
  • - No mucho – digo sin prestarle mayor atención a lo nervioso que viene que, aunque no lo miro puedo percibirlo.
  • - ¿Por? – dice cerrándome de un manotazo la laptop para que lo mire y lo único que recibe es que le haga una señal con el dedo medio.
  • - No me diste suficiente tiempo – me recargo en el respaldo de la silla, pues apartó de mi alcance la lap.
  • - Tenías que ir al grano – dice algo exasperado a lo que me cruzo de brazos haciéndole muecas de fastidio.
  • - ¡No Tom! tenías que haber hablado tú con él, no yo – y antes que comenzara a darle una buena cátedra del por qué, me calla…
  • - Bien y ¿qué conseguiste?
  • - Por lo que delibero: ellos ya se conocían aunque no tanto como yo a ella...
  • - ¿Será mucho?
  • - ¡No sé Tom! – le grito pues su ansia me pone de malas.
  • - ¡Ya! no te enojes ¿qué más?
  • - Y por lo poco que hablamos, recuerdas la vez que la vi en el estudio de Magdeburg – él se enderezó y me miró muy expectativo – creo... ¡creo! – enfatice – iba con Georg.
  • - O sea que tienen tiempo saliendo juntos...
  • - Supongo, pero tanto como salir, no lo creo Tom, no hemos tenido mucho tiempo libre, analízalo, ¡Ah! y por cierto Gustav también la conoce – digo al aire, dejándolo con muchas más dudas de las que seguramente me encargaría yo de esclarecer en un futuro no muy lejano – Ahora si no es mucha molestia, ¿me devuelves mi lap?
  • - ¿Hay quién es el hermanito más bueno del mundo? – dice con burla porque a pesar de todo tiene información de Mariella y Georg aunque no sé exactamente para qué la quiere o qué hará, la mayor parte del tiempo es tan impredecible con las mujeres que me saca de quicio.
  • - ¡Ya sólo devuélvemela Tom!


Con una sonrisa la pone delicadamente en el lugar donde la tenía y la abre haciendo reverencias hacia mí que de nada sirve porque al salir de ahí, regresa y me da un golpe en el omóplato que después soba un par de veces y grita alejándose –Eso es para que no te creas más guapo que yo– No me queda más que rascarme la cabeza, así es Tom, un pequeño niño que demuestra su amor de forma rara y a golpes…






2 comentarios:

oreo_effeckt dijo...

de forma rara y a golpes hahaha xD
me recordo a alguien xD

y ya deja de hacerla de emocion *--*

s dijo...

mi parny estuvo flojo eh.. me sono a q querias ganar tiempo ajajja para el siguiente capitulo...mmmmmm

saludineeees