24 de julio de 2010

Faces of Love... y se nos terminó lo que se vendía

Y así fue... que se nos acaba Un Punto de Inflexión y como no se me da hacerla cardiaca para las cosas. HOY (que en realidad tuvo que ser ayer...) veamos que es lo que viene para dentro de poco aquí en este su BLOG...


Un punto de Inflexión - Trailer completo 3era Temporada.




Y dentro de todo lo que pasará no olvidemos las... las... intenciones de Melissa Dekker. He de hacerles enfasís en que en el último Capítulo de UPDI, una chica *SIN NOMBRE* hablaba acerca de sus recuerdos, sí, antes de que Mariella Dekker tuviera un extraño sueño (que pareciera no viene al caso con la trama). Pues si gustan leer el Capítulo XIX Parte 3: Ese día nunca llegó, nunca vendrá... (¡Ay! que revelador título ¿no?) en el sigueinte bloque (y tal vez el último) de UPDI tendremos a estas dos chicas merodeando por todos lados... me pregunto ahora: ¿Qué tal les caerá eso a algunos personajes? Anyway... por ahora recordemos a Melissa Dekker.


Un Punto de Inflexión - Melissa Dekker




. . . . .

Y ahora por PETICIÓN EXCLUSIVA hacia mi persona, una atrevida habitante de la gran urbe que osó en decirme:


"Y qué pasó en España, con eso del modelaje, qué hiceron, cómo lo hiceron.... cómo te atreviste a cortarlo así nada más"


Bueno... como soy una buena alma y complaciente sobre todas las cosas, para esa atrevida persona he escrito algo que se titula "UN PUNTO DE INFLEXIÓN - BONUS EN EXPAÑA" un poco más explicado, qué fue lo que pasó y divertidas situaciones para los personajes... así miremos esto y luego pongamonso a leer..


Un Punto De Inflexión - Bonus en España



BONUS EN ESPAÑA


  • - Gaby... ¿ya estáis lista? – Conran en la puerta me habláis, mientras termino de meter algunas cosas a la maleta.

  • - ¿Qué haces aquí? ¿Qué no estabas de vacaciones? – le hablo con ese tonito berrinchudo al que tanto debe estar acostumbrado.

  • - Alguien tenéis que documentar las maletas y tu Padre os ha pedido. Apurad que ya todo estáis listo...

  • - "Y tu Padre os ponéis nervioso" eso ya me lo sé Conran. Los nervios de Carlos son celestiales en muestras como estas.

  • - ¡Infernales! – toma mi maleta y sigo su paso. Al mismo tiempo me encuentro con la distraída de Deieu ya con los audífonos de su iPod puestos.


Son las 6am y ya todos os damos los buenos días entre bostezos y estiramientos. Unos se ven más felices que otros. Me he sentado en un rincón a un lado de Kin que manipula mi cabello húmedo seguramente pensando en algún buen peinado.


  • - En quince minutos nos vamos jóvenes – os dice mi Padre.

  • - ¡Tengo hambre! – se quejáis Deieu merodeando por ahí, entre todos.

  • - Pues ponte un suéter – le ha contestado Carlos y todos os volteamos a ver, con la carcajada contenida en el rostro. Entendíamos perfectamente el estrés que podría estar pasando.


En menos de media hora ya estábamos cerca del lugar donde sería la presentación. Afortunadamente para muchos un Starbucks se encontrad cerca y ya iban todos, ahí, a abarrotar el lugar y comprad lo que podían. Es bien sabido que hay una barra de snaks donde podemos ir a tomar cualquier cosa mientras estáis en espera de que os den cualquier indicación en el backstage, pero os quería hacer sufrir un poco y era sublime verlos colgando del lazo por los nervios.


En la espera por los cafés y viendo los artilugios que vendéis, mi móvil suena, no identifico el número y no estáis registrado en mi agenda, así hago caso omiso de ello y sigo en lo mío mientras que dejo que el móvil vibre en mi mano. De pronto siento como me abraza alguien, de complexión menuda y restriega su nariz en mi mejilla.


  • - ¡Ah! – expreso de la impresión.

  • - ¡Ahw! – a un lado mío reconozco a la Aggy y todos los colegas de mi hermana me miran raro y comienzo a reír por las ocurrencias de esa mujer.

  • - ¡Buh! – otra chica se para enfrente de mi y me da un beso. Aggy y yo nos soltamos a reír.

  • - ¡Molly! – le grita con gracia Aggy a mi lado.

  • - You're a bad girl, didn't answer my call...

  • - ¡Oh! I'm sorry Coco I didn't know, the number it’s yours? – me uno a ella a un abrazo para saludarla.

  • - At what time we've to access? – preguntáis Aggy.

  • - At seven – responde la Molly mirando la pantalla de su móvil.

  • - What time is? – alarmada pregunta Coco.

  • - Five to seven – le vuelve a responder Molly perdidísima en su móvil.

  • - ¡Shit! ¡Hurry up with my coffee! – da brinquitos desesperados y curiosos Aggy y todas reíd por la gracia nata de esa mujer.

  • - Come with us? – Coco me pregunta cerca de la puerta al ver que no me muevo del lugar.

  • - ¡Oh no! Sorry girls I come with my friends and sisters, they join us today at the show.

  • - ¡Oh that's nice! – dice Aggy mirándolos y ellos quistecitos y muy juntitos saludad con sus manitas y cafés en mano.


Las chicas salen del lugar y los colegas siguen estáticos en el mismo lugar.


  • - ¿Era Coco Rocha? – puedo ver la notoria sorpresa en el rostro de François.

  • - ¡Era Agyness Deyn! – Amélie a mancuerna, también expresa.

  • - Y podréis ver a 100 modelos más si se apuran y caminad...


No termine de decid aquello cuando ya os veía entre empujones tratando de salir del establecimiento. El área cercana al lugar ya estaba rodeada de fotógrafos y camarógrafos, sois las únicas imágenes que podían captar de vosotros ya que la presentación era completamente privada. Lo fastidioso sois, que siempre se enteraban. A menos de 10 metros del acceso me lograron interceptar para una entrevista y no me ha quedado de otra que detenerme. Kin y Deieu se adelantaron, ellas sabéis perfectamente el proceso para poder entrar al lugar sin ser rechazados...




  • - ¡Ay por Dios! – logran expresar Ela, Amélie y Mariella al mismo tiempo y en el mismo tono de asombro al ver ya a tanta gente en el lugar los cuales no parecen haber empezado hace un par de minutos su jornada laboral.

  • - ¿Desde qué hora está esta gente aquí? – dicen más de dos a la vez leyéndose la mente.

  • - Aproximadamente desde las 4 de la mañana – Kin, les resuelve sus dudas y ven ir y venir a incontables personas ante sus ojos – ¡vamos caminad! aquí en la entrada estorbamos y necesitamos registrarlos, pasarlos al set, que los fotografíen, buscar los atuendos, zapatos, llenarnos de estrés, maquillarlas, peinarlas, hacer la prueba en la pista...

  • - ¡Alto! – piden la mayoría a un grito desesperado por todo lo que enuncia Kin.

  • - ¡Relájense majos! – pide Deieu bastante tranquila e incluso con una sonrisa muy grande en el rostro – Kin sabe que hacer, así es esto de los backstage, en si tendremos demasiado tiempo libre entre de todo aquello que os ha dicho. Sólo que si hay que movernos de aquí...

  • - ¿Miss Castella? – llama una chica atareada y presurosa.

  • - ¿Yes? – dicen las tres hermanas al unísono, justo en ese momento Gabrielle se les unía.

  • - ¡Ahm! – dudativa la chica miró primero a la más alta, Gabrielle y la identifica como una de las modelos, pasa su vista por las otras dos chicas y las mira algo desconcertada – Who is Kin?

  • - ¡Oh I'm! – responde de inmediato al escuchar su nombre.

  • - Monsieur Carlos, send this – le entrega una tabla con varias hojas que llevan textos, tablas e imágenes, también le proporciona un radio y una diadema – he asked me that you turn on inmediatly, please.

  • - Ok, thanks! – Kin le sonríe y toma lo que la chica le proporciona, hace exactamente lo que pide y escucha de inmediato la voz de su padre por medio del audífono – Muy bien colegas... ¡a modelar!


Un par de palmadas para indicar que todos se moverán detrás de ella y los nervios de los chicos crecen. No tiene ni la más remota idea de lo que acontece durante un backstage de una pasarela y miran a todos lados el ir y venir de la gente, algunas o algunos con muy pocas prendas de vestir encima, pareciera que ni una alma más entra en ese lugar, asombrados ven como las que se dicen "las grandes modelos" están sentadas en donde pueden, leyendo, bebiendo o comiendo, la mayoría habla por celular, otros tantos en pequeños grupos fuman a pesar de que hay letreros e indicaciones que aquello esta prohibido.


Kin los lleva a un lugar un poco más despejado del área donde el resto se encuentra; ahí un par de personas toman sus datos, y su nombre principal por el cual van a ser identificados es impreso en una hoja blanca de papel. Uno a uno pasan por el deslumbrante flash de la cámara de un señor de una altura no muy prominente, enfundado en un atuendo de vaqueros y chaqueta negra a juego y una lustrosa camisa blanca con un cuello más alto de lo convencional, portando unas gafas oscuras todo el tiempo. No les dice mucho a los chicos, sólo un par de indicaciones para poder captar sus rostros tímidos...


  • - ¡Es el Káiser Karl Lagerfeld! – dice un muy emocionado François.

  • - ¿Qué? ¿Yo qué? – un despistado Carlo responde al llamado.

  • - ¡Karl! no Kart – le corrige Mariella pues de tanto convivir con François y su fina pasión por el buen vestir sabe a quién se refiere.

  • - ¡Ah! – Carlo los mira indiferentes – ¿Y ese quién es? ¿De qué la rola y gira en este planeta y lugar? – todos lo miran incrédulos por su gran y desatinada respuesta.

  • - Introducción rápida... – le dice Amélie que al parecer es la que más paciencia en ese momento le guarda – de origen alemán, diseñador de alta costura, reconocido a escala mundial, maneja la casa de moda Chanel y la propia de nombre homónimo. Nombre Karl Lagerfeld.


Aquel Káiser examinaba cada una de las fotografías tomadas a los chicos y hablaba con Carlos Castella quién pocas veces le niega algo al gran diseñador y aunque no es muy entendible que es lo que dialogan entre ambos los chicos se quedan bastante quietos en un lugar, mientras tanto Kin se acerca a ellos sin dejar de mirar la tabla de apuntes que lleva consigo, al llegar a ellos los mira con una risa y todos se miran ahí entre si.


  • - ¿Adivina a quién le acaba de quitar Ela el atuendo de hoy? – se dirige a Gabrielle.

  • - No tenéis la menor idea – responde ésta jugando con las manos de su otra hermana.

  • - Nada más que a Ambrossio...

  • - ¡Coño! – Gabrielle se lleva las manos a la boca de la impresión – ¿Es en serio eso? – la mira con los ojos más que abiertos.

  • - ¿Qué? ¿Yo qué? ¡Yo no hice nada! – dice una preocupada Ela.

  • - Pero por qué – Gabrielle se queda con muchas dudas, el Káiser es muy conocido por no hacer decisiones precipitadas y cambios muy relevantes durante el backstage.

  • - Según lo que escuché y a lo que me mandaron, es por uno vestido de modelo contiguo porque el buen ojo clínico del Káiser ha detectado que Ela tiene más busto que Alessandra y el vestido asignado, entallará mejor a Ela – ante eso y por inercia todos han volteado a mirar a Ela, que cohibida se cubre inmediatamente.

  • - ¡Hey dejen de verme! – se queja y de inmediato todos apartan sus miradas de la ya sonrojada chica.


Aquel proceso Ela tuvo que vivirlo sola, frente a un diseñador de actitudes serias, una modelo altísima y el Padre de Kin con el que poco cruzaba palabra. La modelo por el contrario no objetaba en nada de lo que le dijeran y aceptaba de buena manera que se hiciese el cambio de vestuario. Lo más vergonzoso para Ela fue que tuvo que ver como la modelo se quitaba una gruesa bata para colocarse ahí mismo el nuevo vestido y le rogaba a todo lo posible que no le pidiesen hacer lo mismo frente al cumulo reducido de desconocidos que estaban en esa área...


En la sección ubicada de varones François y Carlo se divertían de lo lindo, en aquella zona la Champagne había comenzado a correr por las manos de los modelos que esperaban tranquilos su arreglo y estos dos se daban una vida de reyes, esperando el turno de poder colocarse unos muy formales atuendos y zapatos con un singular estilo para ambos...


Mientras Amélie y Gabrielle eran maquilladas finamente y platicaban junto con las maquillistas de los muchos trucos que se usan en ese tipo de eventos; Deieu y Mariella pasaban con las modistas...


  • - Y vas a tener que despojarte de tus prendas maja – decía Deieu caminando detrás de Kin.

  • - Ahá, sí, no creo tener problema con eso pero sé más específica con "prendas" – deshaciéndose del humo de su cigarrillo le preguntaba Mariella.

  • - Ya sé que sois una cusca – responde entre risas y pasos entrecortados a causa del pequeño empujón que le ha dado su amiga – creo que iremos a que nos tomen las medidas para rectificar lo que les hemos dicho a las mujeres que nos registraron, os probaremos lo que sea que nos toque vestir y seguramente os quedaremos con una bata de baño...

  • - Para pasar a maquillaje – completa Kin, que parecía tener una súper audición y atención para todo lo que hacía.


Y así fue... Kin las llevo ahora al área donde estaban ya listas Amélie y Gabrielle, éstas se dieron los lugares para continuar con su proeza. Lo curioso para las hermanas Dekker era ver como Las hermanas Castella se desenvolvían, Deieu no se caracterizaba por ser una persona hostil o mal educada y para rectificar aquello que sus ojos miraban con las demás modelos hacían lo mismo, observarlas detenidamente. La cuestión ahí era que las maquillistas, estilistas y modistas parecían servidumbre del siglo XIV que iban como fieles detrás de sus amos. Fuese lo que pasara y no importase que tanto fuera su arreglo, ellas no prestaban atención en lo más mínimo a lo que se les hacia. Prueba veraz era como a pesar de que Gabrielle ya estaba lista aun la seguían retocando y ella simplemente ignoraba por completo a la maquillista, cuando Kin le dio la orden de salir a probar pista dejó a quien la maquillaba con la mano extendida.


Varios modelos se encontraban en fila india esperando turno a poder probar la pista, que aún era acondicionada por personal de mantenimiento. Tremenda sorpresa se encuentra Gabrielle, mira a Carlo y a François haciendo camaradas con varios modelos.


  • - ¡Majos! Veo que ya tienen camaradas – les dice ella muy feliz de que ese par aunque no sea su ámbito pueden haber congeniado con alguien.

  • - ¡Sí! – dice un sonriente François – aquí ya nos han dado muestra un par de veces de cómo es que tenemos que desplazarnos.

  • - Es la cuarta vez que nos forman – lo interrumpe Carlo – dicen que lo hago mejor que él – lo señala y se cruza de brazos muy galán él.

  • - ¡Next! ¡GO! – grita una chica que toma del brazo a Gabrielle.


Profesional como lo ha sido siempre sale a dar los pasos de prueba, los chicos que son conocidos por ella en la empresa la saludan y le hacen caras, haciéndola reír, dentro de los asistentes ve a su primo Egan, vaya afortuna al poderse colar a uno de los eventos del Tío Carlos. Sigue adelante y alcanza a ver como una de sus compañeras, Abby Lee, resbala y cuando Gabrielle llega al mismo punto de igual manera resbala, se escucha de inmediato gritos de algún floormanager y la prueba de piso se pospone unos minutos más en lo que revisan.


Los chicos vuelven al backstage junto al resto, ella viene platicándoles de las chicas quienes ellos observan, que son las modelos más codiciadas en el ámbito...


  • - ¡Majos! La pista que acondicionaron es muy difícil, varios hemos resbalado en ella... – Gabrielle se queda calla al ver que nadie le dice nada y en cambio están muy quietos.

  • - Que bueno que os decid, para no pasar hasta que la terminen – le responde Deieu y se gira a verla parada inmóvil detrás de ella.

  • - ¡QUE COÑO LE HICISTE A TU CABELLO! – le grita después de que reacciona al ver a su hermana con el cabello hasta las orejas. Fue sin duda un golpe extraño para todos, pero ya no podían hacer nada, su cabello hecho nudos estaba en el suelo y al parecer Deieu se mostraba feliz con su cambio de imagen.


Poco a poco Mariella, Ela, Deieu, François, Gabrielle, Amélie y Carlo quedaron completamente arreglados, el tiempo pasó entre nervios, risas y bromas de todos los que ahí se dieron cita para hacer de un pequeño evento a algo singular, inesperado y sobre todo inolvidable. Durante los ensayos y prueba de pista, desde luego a los chicos inexpertos les ocurrio desde un simple resbalón o tropesar con el atuendo a portar, afortunadamente la experiencia de un centenar de personas presentes y muchos modelos con lo que varios, a parte de quedar sosprendidos por haber tenido el gusto de convivir hombro a hombro, fueron los que los apoyaron y dieron no sólo consejos para el show. La vanidad se derrochó con el fotógrafo contratado para captar cada momento durante el backstage. Egan, aprovechando que los chicos practicaban una y otra vez subia con ellos a la pista para recordar lo que alguna vez consus primas, alguna vez hizo cuando eran niños. Era una fiesta lo que se vivía ahí con tanta gente alrededor.


En punto de las doce del día y con una duración de sólo 20 mintuos más de 50 modelos profesionales, hombres y mujeres, entre los favoritos y musas de inspiración rigurosamente seleccionados dieron marcha continua y excelente, junto con los inseparables amigos de las mellizas Castella, que ya se sentían en casa. Para: Ela, Carlo, Mariella, Amélie y François era sin duda una experiencia que dejaba a más de uno con ganas de volverlo a intentar.


Lamentablemente no podían quedarse al brindis después del show, tendrían un avión con destino a Francia que los esperaba...



Modelos mensionadas
*
Agyness Deyn
* Molly Sims
* Coco Rocha
* Alessandra Ambrosio
* Abby Lee




1 comentario:

shaira beluga dijo...

jajajjajajajjajajaja. reconozco q le faltó mayor desarrollo a los sucesos que seguramente pasaron en ese desfile... pero la parte q me gusto fue la de Ela y su "dejenme" jajajajaja la pude visualizar XD