22 de octubre de 2009

Capítulo I [ Parte 2] - No sé como he llegado a este camino.


- Gracias Georg... – le dijo ella algo coqueta.

- Por nada... – arqueó las cejas esperando la respuesta a su nombre.

- ¡Ah! Mariella... ¡mucho gusto! – le dijo ella y él tomó asiento en el pasto recargándose en el árbol donde ella estaba.

- Y bien Mariella... ¿sueles venir mucho a este parque?

- Mmmm no... no mucho, aunque me queda de paso para ir a cualquier lugar.

- ¿Tú vives lejos de aquí? – le preguntaba con cierto interés que hasta él de pronto se sorprendió.

- No realmente, es por allá – señalando el norte – ¿Y tú?

- Yo vivo de ese lado – dirigió su mirada para el lado contrario al que Mariella señaló – entre esos edificios una calle para atrás...

- ¡Qué bien! – sonrió Mariella – entonces podríamos coincidir por aquí seguido, ¿no crees?

- Por mi no hay ningún problema – le guiñó el ojo Georg de una manera bastante coqueta – ¿así qué estudias cine? – le dijo aún sosteniendo las hojas - ¡Ah! Lo siento leí un poco de ellas...

- ¡Oh no te preocupes! – le dijo ella tomándolo de la pierna – de hecho estoy en eso de la titulación... intentando encontrar algo interesante antes de que siga pasando el tiempo y el trabajo me consuma y termine por no hacer nada – soltó con una risita.

- Tal vez yo te pueda ayudar...

- ¿Así...? ¿Estudias lo mismo? – lo miró con los ojos muy abiertos.

- Digamos que no... pero conozco a algunas personas que te pueden ayudar mucho con eso de la cinematografía.

En ese instante el celular de Mariella sonó, en la pantalla vio el nombre de Kin; de inmediato le contestó disculpándose con Georg. Kin le decía que la mayoría ya estaban en casa y pensaban ir por unos cafés al lugar de siempre, que se encontraba cerca del parque donde Mariella estaba; no la dejó decir mucho cuando mencionó que en diez minutos la vería ahí y le colgó a lo que Mariella enmarcó una pequeña sonrisa pues Kin era, de sus amigas, la más hiperactiva, siempre planeando la próxima aventura, viaje, salida o lo que se le pareciera. Su espíritu aventurero la había llevado junto con su melliza Deieu y su novio Ashir, de España hasta tierras teutónicas.

- Lo siento – se volvió a disculpar Mariella con una gran sonrisa en el rostro pensando seguramente en un buen plan – yo ahora me...

- ¿Te tienes qué ir? – la cortó Georg.

- Bueno sí y tal vez no – la miró confundido él por su respuesta – quien me llamó fue una de mis amigas diciéndome que ella y otros más irán al café de ahí en frente... ¿te gustaría acompañarme?

- ¡Desde luego! – no tardó en responder Georg – de los años que llevo aquí viviendo nunca he podido ir a ese lugar – alzó los hombros.

- Son muy buenos...

- ¿Y crees qué exista algún inconveniente si llega una amigo después?

- ¡Para nada! ¿Entre más mejor no? – le dijo amablemente mientras se levantaban del pasto y acomodaba ella sus cosas – tenemos que irnos ahora para apartar varias mesas.

- ¿Cuántos amigos tuyos serán? – preguntó un tanto alarmado.

- Mmmm... Kin, Deieu, Ela, Kart, François, Ashir... – dijo haciendo cuentas con los dedos – ¡seis! Somos en total siete, contigo y tu amigo seriamos nueve.

- Gran circulo de amigos que tienes ¡eh! – decía mientras caminaban lento por el parque.

- Ahora imagínanos dentro de la misma casa – con sarcasmo expresó.

- ¿Viven los siete juntos? – sorprendido exclamó e instintivamente la tomaba de la mano para cruzar la calle.

Mariella estaba encantada con los detalles, aunque fuera muy pronto para juzgarlo, Georg estaba siendo muy cortes.

Ella era el tipo de chicas siempre a la moda, coqueta por naturaleza, enamorada del amor, guiada por sus instintos y pocas veces por la razón, su mirada era uno de sus misteriosos encantos era tierna, alegre y la mayoría de la gente se dejaba llevar por el encanto de la misma y cuando a veces se topaban con lo fuerte de ella solían sorprenderse. Era arriesgada, atrevida, impulsiva y sin tapujos cosas que compartía con el resto de sus impredecibles amigos.

Georg por su parte era un chico tranquilo con una vida ajetreada, estaba “viviendo el momento” como él siempre solía decirle pocas veces a los reporteros; con él poco tiempo que tenia disponible conocer a una persona, alguien nuevo y en especial una chica que lo sacara de la rutina, que no por serlo dejaba de ser emocionante y llena de adrenalina, cada que pisaba un escenario, era como volver a la vida de antes. Él también tenía una mirada peculiar, picara, sus pequeños ojos verdes, solían coquetear y no fue la excepción con Mariella.

En cuanto entraron a la cafetería, Christine la encargada del lugar, la vio entrar preguntándole si en esa ocasión sería una mesa para dos, Mariella la saludo y le dijo que sería el mismo lugar pre-establecido que ella sus amigos ya tenían dentro del lugar la diferencia era que en esa ocasión se sumarían dos lugares más. De inmediato presento a Georg con Christine; ambos encantados siguieron a Christine al rincón cerca de la terraza donde solían estar por horas. Tomaron asiento de inmediato y una chica más se acercó a poner pequeños manteles y las cartas en cada uno de los lugares para que estuviese listo en cuanto el resto arribara.

Ahora el celular de Georg sonó, un mensaje en la pantalla vio, el nombre Fabiho, que decía “¡Tarado estoy en tu apartamento! ¿y qué? La limpio o ¿a qué vine?”. Enseguida le llamó dándole su ubicación.

- Era mi amigo, ya viene hacia acá – le dijo Georg al momento que sacaba una cajetilla de cigarros de su pantalón - ¿fumas?

- Sí – respondió al verlos enseguida.

- Permíteme – le tendió la cajetilla y después en el encendedor con la flama ya lista.

- Gracias...

Mientras en la entrada se acercaban François y Ashir peleando, Ela y Kart tomados de la mano como solían ir siempre, Kin y Deieu con sus glamurosos y distintivos estilos al frente riendo y anunciando la llegada de los mejores clientes de ese lugar. Un chico en la entrada preguntaba por la mesa de Mariella Dekker, lo que hizo que todos los demás voltearan a verlo enseguida.

- Nosotros estamos en la mesa de Mariella – dijo Kin para el chico – ¿Tú eres?

- Alguien que no sabe quien es pero una persona me espera ahí – le respondió Fabiho.

- ¡Síguenos! – le indicó François, mientras todos comenzaron a caminar mirándose entre ellos confundidos.

- ¡Ya llegaron! – dijo desde la mesa Mariella al verlos a medio lugar y en procesión caminar a la terraza.

- ¡Hola Malle! – la saludó Deieu y ambos dejaron sus cigarrillos sobre el cenicero – Este chico te busca... – Fabiho salio detrás de todos.

- ¡Hey man! – dijo al verlo Georg.

- Ahora estoy confundida – expresó Kin.

- Ah bueno él es amigo de él – señalo primero a Fabiho y después Georg.

- ¿Y el segundo ÉL quién es? – dijo Ela dándole un codazo picadamente a Mariella.

- ¡Chicos! – entonó ella – él es Georg, Georg ella es Ela.

- ¡Hola! – le dijo dándole un beso en la mejilla.

- Ellas son Kin y Deieu – prosiguió Mariella.

- Un gusto – dijo Georg saludándolas de igual forma.

- De este lado tenemos a François – Georg le tendió la mano – Ashir, es novio de Deieu – Georg volvió a saludarlo – y por último pero no menos importante Kart, novio de Ela – quien lo saludo con una cara de muy pocos amigos, la cual no paso desapercibida para Mariella.

- Hola – soltó Kart secamente y con un tanto de celos.

¿Por qué Kart sentiría celos de Georg siendo que él es novio de Ela…?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

o por dios !!!!esto se esta poniendo interesante.......:)
atte naye

Karla Díaz dijo...

Amiga que te puedo decir ded nuevo jaja! esto lo vi en mi deja vu pasado jaja
sólo pon un poquito más de atencion a las comas y algunos acentos.
Son pocas correciones, pero asi quedaría perfecto!

oreo_effeckt dijo...

weeeeeeeeeeeeee, aparte de que te extraño mil y que soy fan de naye por sus excelentes comentarios...

esta cosa esta re buenaaaaa, pero por que solo 2 dias??
NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!


te amo, comadre

....Mon Amicale.... dijo...

Ya ves?..y decìas que mis observaciones en signos de puntuaciòn y ortografìa solo eran para molestarte jajaja, y ahora hasta la caramelo las hace jaja...xD..
En fin, dios mìo, esto se pone cada vez mas bueno, u know jajaja, esa ùltima frase estremece, estremece jajaja...Que ya sea martes que ya sea martes!!! jajaja...ciao Mon amicale...

shaira beluga dijo...

jajajja por metichito jijijiji.... ay q cosas! si mi parny sin duda esto se pone mejor y mejoooor... tu dale mi parny... has creado un monstruo lector asi q t atienes a las consecuencias..escribe esclava! jajajaja ah no verdad...
bueno bueno..lo q le sugue!
ich liebe dich!

•♥•|D|i|a|n|i|z|z|•♥• dijo...

SIGO amando! hahaha
la parte de Y LA LIMPIO?!! hahahahah
aaaay por mí que bello es!! ESCRIBE ESCLAVA! hahahah Beluga rifa hahahahaahhaha
ya quello leer más.

•●Lady Agatha●• dijo...

haaaaa..me ha encantado este capitulo..

muy muy divertido...

creo que me esta gustando la pareja que forman Georg y Mariella......

estoy deacuerdo con Lubby en la parte de "la limpio...o a que vine??

muy divertido...

salidos preciosa....