28 de septiembre de 2010

Capítulo XXIV [ Parte 3 ] Estoy aquí, detrás de ti.





Georg Listing…

Estos últimos meses han sido de un trabajo arduo para todos entre que convivimos juntos bastante tiempo y nos reclutan a ensayos a deshoras. Hay algo en particular que me está crispando los nervios más de lo usual, probablemente sea porque este año viene con toda su energía concentrada pero a veces hasta Gustav logra darse cuenta de que no es de ese modo.



- No es mi imaginación que a Tom se le está pasando la mano con eso de las bromas con Mariella y sus salidas ¿verdad? – suspicaz es la definición correcta que encuentro para Gustav, atinado le acompaña y discreto es lo que lo caracteriza.

- ¿Por qué lo dices? – queriendo hacer tiempo para encontrar una buena respuesta mientras fumamos en el pórtico de la casa es que le pregunto. Cuando él comienza a realizar preguntas es que la situación se ha salido ya de control, justo como me siento, que las cosas se le salieron de control y sus comentarios comienzan a tornarse más personales.

- Está claro que somos con los que más se divierte Tom en el estudio y quienes le aguantamos sus bromas, bromas déjame decirte Georg que se han pasado de su límite. No tengo idea de qué es lo que él sabe acerca de lo que ha pasado entre tú y esa chica, Mariella, pero Tom es con más frecuencia retorico con ese tema y con el de la otra chica que ha ido a buscarlo, ¿Phoebe?

- Bueno Gustav a lo mejor sólo no encuentra en que divertirse, son sus juguetes nuevos, es su novedad…

- ¡Oh si hermano! Novedad que tú no hagas nada por meterle un buen golpe en la cabeza para defenderte ¡eso sí es novedad! – ante ello sólo bufo, no puedo hacer nada más – ¿tanto te ha pegado lo de esa chica?

- No me ha pegado nada… es sólo que es tan irónico que mi Fabiho se haya hecho novio de su mejor amiga, que yo me lleve de maravilla con la hermana que vive peleada a muerte, que Bill y Tom convivan con ella a diario, que Andreas embarazó a su hermana menor…

- Detente, detente… ¿qué has dicho? – abrumado por todo lo que le acabo de decir parece no digerirlo.

- ¿Todo?

- No idiota sólo la última parte de que Andreas y la hermana de la chica esa.

- ¡Ah! Sí, bueno; me dijeron y no los Kaulitz que Andreas tuvo el magnífico tino de embarazar a Amélie, ese es su nombre, la chica tiene 5 meses y se acaban de dar cuenta hace apenas unos días, detalles más afondo no me los sé.

- ¡Tan serio que se ve el chico!

- ¡Serio! – me burlo – vamos Gustav es tan promiscuo como Tom…

- ¡Cómo no olvidar todas las idioteces que hicieron cuando estábamos de gira! – dice divertido…



En momentos divertidos se convirtió la plática hasta que nos marchamos a dormir hasta el medio día. Llevábamos dos días trabajando a horas impertinentes ayudando a Bill a encontrar la letra de una canción que no terminaba en alemán y ya tenía ideas para ella en inglés. Gustav y yo hicimos arribo al estudio pasadas las tres de la tarde, en cuanto llegamos pudimos escuchar a Tom en el piano y Bill vocalizando de un lado a otro en la parte superior a la que Gustav se dirigió por algunos instrumentos mientras que yo me fui a indagar que tocaba Tom en el piano.



- ¡Hey! – le llamo a modo de saludo, él sólo mueve la cabeza en afirmación que me ha visto y no deja de tocar – ¿Qué tocas ahora? – alza los hombros sin darme una respuesta, supongo que él tampoco tiene la menor idea de lo que está haciendo con las notas. Lo dejo que se concentre un par de minutos y una chica de cabello castaño se sienta a mi lado, la miro de reojo y vuelvo la vista a Tom pero algo me brinca en ella y la miro de nuevo.

- ¡Hola Hagen! – me saluda ¿Hagen? ¿Qué rayos? – a puesto a que no me recuerdas – alzo las cejas de sorpresa pues es exactamente lo que pienso.

- Eres… eres la chica que viene a buscar de vez en vez a Tom ¿cierto? – ella mueve su cabeza de arriba hacia debajo de una manera graciosa. Al fondo Tom sigue tocando.

- Efectivamente, soy… bueno en realidad soy: Audrey Haletky – y con ese me basto para no disimular una gran cara de sorpresa – ¡pero! Tom me presentó como Phoebe Hollins, él, Bill, Mariella, Amélie y Andreas creen que así me llamo… – sigo en el shock de lo que ha dicho y tratando de hallar alguna coherencia con el primer nombre que ha dicho y las personas que ha relacionado – y en realidad sí me llamo así, Phoebe Audrey Hollins, Melissa alega que debería llevar el Dekker como apellido pero ya sabes que en los pleitos de adultos uno nunca decide y más si no se tienen dientes – suelta una pequeña risilla y yo siento que se me ha ido el poco color que tengo en el rostro. Todo lo siento confuso. Carraspeo un poco antes de poder decirle algo.

- ¿Audrey Haletky?

- ¡Shhh! – dice en el momento en que Tom termina de tocar el piano – Phoebe Hollins – dice en una voz más audible – ¡ella, es Audrey Haletky! – señala para la entrada y justo en ese momento cruza por la puerta Melissa con un maletín colgado de su hombro.

- ¡Hola chicos! – saluda para nosotros tres – ¿listos para sonreír? – Tom se levanta de inmediato y se acerca a mi… a Phoebe y a mi – seré la fotógrafa para DAA* – Melissa sonríe como si nada pasara, esto toda una profesional de la actuación. Tom nos mira y mira la puerta.

- ¡Voy por Bill y Gustav! – anuncia y sale con su andar torcido por la puerta.

- ¿Qué diantres pasa aquí? – les pregunto esperando algo coherente antes de caer en completo shock.

- La versión corta, antes de que venga el tal Stiffens a supervisar que lo haga bien – Melissa gira los ojos con hastío – Phoebe en realidad es nuestra prima, no lleva el apellido por “cuestiones de seguridad”, tome su nombre para hacerme de una carrera como fotógrafa y para el grupo que trabajo ahora, supo que te conocía y me mandaron como prueba para realizar el primer shoot para la campaña que firmaron – termina su discurso con una amplia sonrisa de oreja a oreja.

- Señorita Haletky, que gusto verla de nuevo – al estudio entra Jost acompañado de Dunja y Stiffens que la mira con cierto recelo.



Y así de pronto es estudio se convierte en una faena con Melissa realizando su trabajo como fotógrafa, Stiffens sin quitarle los ojos de encima a sabiendas de que es una principiante, Phoebe por detrás haciéndonos caras y cambiando la música diestra y siniestra para que pudiéramos hacer nuestras mejores poses… ¡cómo si no lo hubiéramos hecho antes!

En un receso donde han mandado a traer algunos bocadillos, Phoebe comenta algo bastante interesante. Que a todos, o al menos, a los de la banda nos deja intrigados.



- Ya había firmado el contrato con Cherry Tree Records** y realizado un par de photoshoots.

- ¿En serio? – Jost perplejo la mira sin parar.

- Nosotros nos acabamos de afiliar con ellos – le digo yo.

- ¡Vaya! De haberlo sabido, me aferro a que no me trajeran hasta acá como una asistente – se burla de ella misma y se encoje de hombros.

- ¡Como sea Pheebs! Era tu destino conocer al guapo Tom…

- ¡Ohhhh! – Bill, Melissa, Jost, Dunja, Gustav, Stiffens y yo hacemos coro de aburrimiento al comentario de Tom.

- Entonces eres más que buena para entonar el “Feliz, Feliz Cumpleaños” – le dice Bill con una buena sonrisa en el rostro, de esas donde uno sabe que algo trama.

- ¡Vamos canta algo! – dice Melissa con una terrible desfachatez de confianza, que por los ánimos nadie se percata.

- Yo tengo una buena en mente – dice Dunja sacando su Ipod de su bolso – la estaba escuchando hoy por la mañana – comienza a sonar la canción y varios comienzan a mecerse con el ritmo – canta con Bill.

- Yo no tengo idea de cómo va esa canción Dunja – se queja él – la he oído pero ni idea de cómo va…

- ¡Uy es un clásico! – atina a decir Phoebe mientras sólo suena la melodía – ***You better shape up ‘cause I need a man… – canta ella increíblemente y atinada la frase no pudo ser mejor.

- ¡Uhhhh! – dicen muchos a coro expresando lo que pensé. Phoebe giña su ojo para Bill y él sonríe.

- ***And my heart is set on you. You better shape up. You better understand. To my heart I must be true…

- ¡Wow! – expresa Jost cuando termina de cantar la estrofa. Todos asombrados de los tonos que produce su voz nos quedamos impactados – ¡ven! – le dice David muy emocionado – canta conmigo esta canción – enseguida Dunja detiene la canción y David conecta su Ipod a unas bocinas que tiene cerca. Los acordes de una guitarra acústica se escucha. Me suena conocida la canción.

- ¡Ah! – suspiran las mujeres presentes.

- Sí me la sé – dice Phoebe y de inmediato Jost y ella comienzan a cantar.

- ****I know I stand in line until you think you have the time to spend an evening with me…

- ¡Uhhh! – volvemos a festejar por lo bien que suenan los dos cantando.

- ****And if we go someplace to dance I know that there’s a chance you won’t be leaving with me…

- ¡No desentones Jost! – le grita Tom, que aunque lo hace bastante bien no desaprovecha para molestar al productor.

- ****Then afterwards we drop into a quiet little place and have a drink or two…

- ¡Tiene talento! – festeja Jost y prosigue cantando.

- ****And then I go and spoil it all by saying something stupid like “I love you”…

Sublime fue la actuación de Phoebe, tiene un talento increíble.





Bill Kaulitz…


Llevamos todo el día aquí en el estudio, aunque divirtiéndonos, no hemos parado de trabajar, por la tarde tuvimos la prueba de un photoshoot para una nueva campaña y también nos deleitamos con el talento que tiene Phoebe, esa chica sí que guarda gran talento y pensar que ahora podría ser una buena colaboradora dentro de Cherry Tree Records** un dueto pudimos haber hecho pero por algo pasan las cosas y aún así la hemos conocido.

Por el momento ella, aunque tarde ya, está con Tom en la parte baja del estudio, el resto de los chicos se han ido a sus casas. Han sido días locos con esto del nuevo disco. Ideas por aquí, arreglos por allá, video conferencias hasta LA, el doblaje. Son cosas que nos hacen trabajar a deshoras. Si las ideas llegan a las dos de la madrugada, a esa hora nos ponemos a trabajar, así ha funcionado durante todos estos años que llevamos juntos. Todo aquí es impredecible…



- ¡Hola! ¿interrumpo? – Phoebe al pie de la habitación donde me encuentro me mira con mucho interés.

- No, para nada pasa – le digo cortes, dejando a medias el trabajo – creí que tú y Tom se habían marchado.

- ¡Oh no! – con precaución se acerca interesada en lo que escribo – dice que tiene un par de notas en la cabeza revueltas que no sabe como hilar, eso me mostraba. Después se fastidio y salió a fumar, me dijo que podía subir.

- Ah vaya, entiendo…

- Y por lo que veo tú también tienes las ideas revueltas – me río de su atinado comentario.

- He estado atorado desde hace días con la letra de esta canción. Sé que algo le falta y supongo, es Tom, el que tampoco sabe qué hacer con las notas – me encojo de hombros esperando haber sido claro. A la una de la mañana y con ritmo loco de trabajo a veces uno no funciona a la perfección.

- Te comprendo, no te preocupes – dice sin dejar de ver las notas en mi libreta – ¿puedo? – tal vez no debería, esto es un trabajo serio pero hay muchas cosas que aventajan a Phoebe.

- ¿Puedo confiar en ti? – en un tono más serio, le hablo – no te ofendas pero este trabajo es importante para nosotros.

- Lo sé Bill, sólo quisiera ayudarte, siempre y cuando ustedes lo deseen, yo sé respetar no te preocupes.

- De acuerdo – sin más y tal vez porque estoy desesperado le dejo ver por completo la letra de esa canción. La lee cuidadosamente, tengo entendido su alemán no es el mejor del mundo y puede que se le complique un poco entenderlo y sobretodo mi mala letra. Me levanto a la cafetera, aún queda un poco de café, cuando regreso puedo escuchar un fuerte aspirar de su parte y pasmado me quedo al verla. Está llorando, sí, una lágrima rueda por su rostro.

- Pheebs… ¿Estás bien? – tímidamente le pregunto. Ella se quita rápidamente el cabello del rostro, deja la hoja sobre la mesa y limpia aquella tramposa lágrima.

- ¡Oh por Dios Bill! Es… es – su tartamudear me pone de nervios.

- Es… ¿mala? ¿pésima? ¿tan mala como para llorar? – entono rápidamente.

- No, no. no. Todo lo contrario Bill, es hermosa – dice ella con una gran sonrisa – ¡Es bellísima! ¿Puedo escucharla?

- Pues – busco en el bolsillo de mi pantalón mi Ipod – tenemos este demo, ahí te darás cuenta de que no es tan bella como crees, quiero un puente con algo diferente y no logro completarlo – se coloca los audífonos y comienza a escucharla. Al mismo tiempo Tom llega con su guitarra en la mano.

- ¿Qué hacen? – dice él tomando asiento frente a nosotros.

- Escucha un demo.

- ¿Escucha? – inquiere profundamente sorprendido de que yo haya hecho eso.

- ¡Wow! La última parte tiene fuerza Bill – se despoja de los audífonos – me gusta definitivamente.

- ¿Cuál escuchaste? – le pregunta Tom.

- Creo que la que tocabas allá abajo hace un rato – me entrega mi Ipod y le sonrío – ¡Dios! Ese “Ich bin bei dir” del final es desgarrador. ¡Quiero llorar! – expresa en un cómico tonito que a Tom y a mí nos hace sonreír.



Pasamos otro gran rato platicando de tonterías son casi las tres de la mañana y admitimos que ninguno tiene sueño. De pronto la escucho tararear…



- Ich bin, bei dir… Ich bin… bei dir…

- ¡Hey! – la llamo tan pronto ha terminado de tararear.

- ¡Bill! No grites aquí estamos – dice Tom – la asustaste.

- ¡Cállate! Pheebs canta de nuevo.

- ¿Eh? – dice con el rostro descompuesto – quieres que me ponga a cantar “Stupid Thing” de nuevo…

- ¡No! ¡no! – le manoteo – lo que acabas de tararear. En ese tono – le aviento el Ipod a Tom para que lo conecte y ponga la canción.

- Ich bin hier, hinter dir… – dice algo tímida.

- No, en el tono suave que utilizaste hace un momento. Tom pon la parte antes del último coro.

- Ich bin hier… – igualo su modo en que la interpreto.

- Hinter dir, Geisterfahrer…

- Ich komm mit…

- Auf deinem letzeten stück… – finaliza en un magnífico tono, uno perfecto.

- ¡Es perfecto lo que acaba de cantar! – dice Tom expresando mi pensamiento.

- Se me acaba de ocurrir esa última frase – dice ella mirándonos entre asustada y feliz.

- Ich bin hier, hinter dir, Geisterfahrer, Ich komm mit, Auf deinem letzeten stück – apunto lo más rapido que puedo sobre la hoja.

- Oye... oye si ponemos su voz con ese “Ich bin” de fondo en la última parte para que le dé más fuerza – me propone Tom.

- ¿Qué? ¿Mi voz? – escucho decir levemente a Pheebs.

- ¡Sí! El “bie dir” también sería buena idea – completo la idea de Tom – ¡Claro! Su voz es lo que necesitamos ¡Su voz dentro!

- Oigan no… ustedes están dementes… ¡no! – alega ella.

- ¡Necesitamos grabarla ahora mismo!

- ¡Ya estoy llamando! – festeja Tom agitando el celular.



En menos de media hora ya estaba la mayoría del equipo reunido, Phoebe seguía alegando mil cosas, en cuanto Jost escuchó la grabación que tenía de su voz entonando la canción no dudó ni un segundo en aceptar. Pheebs por otro lado estaba sorprendida de cómo había, sin que ella se diera cuenta, haber grabado ese momento. Georg y Gustav en pijama se posaban en sus lugares para ensayar, yo calentaba la voz con ella. Una hora después se hacia la grabación por separado de cada uno por separado; el bajo, la guitarra y la batería, los tres instrumentos juntos y una prueba con y sin nuestras voces. Los ingenieros trabajaban rápido para acoplar los sonidos. Seis de la mañana, no podía esperar a escuchar como había quedado pero era demasiado el cansancio que sentía en ese momento, pude notar que Tom se sentía igual que yo por lo que poco tiempo después renunciamos y junto con Phoebe nos marchamos a casa. El demo sería mandado a los estudios en USA para su arreglo final. Lo más importante era que el equipo había quedado muy contento con el resultado de la mezcla de Phoebe dentro de la canción.




.::::::::.::::::::.:::::::.:::::::.:::::::.:::::::.

Ich bin hier Estoy aquí
Hinter dir Detrás de ti
Geisterfahrer Conductor fantasma
Ich komm mit Vine con
Auf deinem letzten Stück Tu último pedazo


*DAA= Designers Againgt Aids (Diseñadores contra el SIDA) campaña en la cual Tokio Hotel formó parte en el 2009.

**Cherry Tree Recods= sello discográfico que pertenece a Interescope Records, encargado de manejar el género de Pop Alternativo en Santa Mónica, California, EE.UU.

***You’re the one that I want – John Travolta & Olivia Newton

****Somethin’ stupid – Robie Williams & Nicole Kidman




1 comentario:

oreo_effeckt dijo...

uhu!!! xD

Este me gusto!! además yo toda beiia me los imagine cantando *-*

hahaha